Ingredientes Elaboración Variantes Menús
Pudin
  • postres,dulces,ingleses
  • 45 min.
  • Fácil
  • 2€/ración

Recetas de pudin casero

Receta de Pudin

Preparar un pudin casero es lo más sencillo del mundo, en todas sus variedades, que las hay, además, se trata de un postre exquisito para poner el punto y final a un buen almuerzo, o de una merienda estupenda. Los ingredientes básicos son muy fáciles y asequibles, y también su forma de elaborar este postre.

El pudin es una receta exportada con éxito desde Gran Bretaña, y se puede preparar con frutos secos, frutas frescas, especias como la canela, y un largo etcétera. Gusta a todo el mundo, y es un postre ligero y muy sabroso. Aquí elaboraremos el más básico, el de toda la vida.

Tal vez podría interesarte: Receta cóctel caipiroska

Ingredientes para Pudin

  • 4 vasos de leche
  • 6 huevos frescos
  • 8 cucharadas de azúcar
  • Un poco de pan sobrante del día anterior
  • Caramelo líquido

Cómo hacer Pudin

  1. Batimos bien los huevos, les añadimos el azúcar, y seguimos batiendo un poco más hasta conseguir una masa uniforme y bien integrada.
  2. Añadimos la leche, removemos bien para que todo se mezcle, y añadimos el pan sobrante del día anterior, cortado en trocitos pequeños. Esperamos unos 15 minutos, hasta que el pan se haya remojado bien con el resto de los ingredientes.
  3. En un molde rectangular para horno, echamos un chorro de caramelo líquido que cubra bien la masa, incorporamos la mezcla, precalentamos a 190º con calor superior e inferior durante unos 10 minutos e introducimos el molde con el pudin
  4. Colocamos el molde del pudin en un recipiente de horno con abundante agua, puesto que lo vamos a hacer al baño María. Dejamos hornear durante 50 minutos. Pasado este tiempo, comprobamos que el pudin está compacto y lo sacamos del horno para dejarlo enfriar.
  5. Una vez frío, desmoldamos y echamos un poco más de caramelo líquido.
  6. Introducimos en la nevera porque este postre se debe servir muy frío, y podemos acompañar, a la hora de servir, o bien con nata o bien con crema batida. Delicioso.
¿Te ha sido útil esta receta?
¡Gracias por tu ayuda!
¿Cómo podemos mejorarla?
Ir arriba

Otras recetas de Pudin


Pudin de pan

Pudin de pan

Ingredientes:

  • 2 tazas de pan duro
  • 4 huevos
  • 1 taza de azúcar (para el pudín)
  • 1 litro de leche
  • ½ taza de azúcar (para el caramelo)
  • Vainilla al gusto

Desayuno, merienda, esta receta sirve para todo. Perfecta para prepararla para los más pequeños de la casa o para los fans de los postres en cualquier momento del día. Anímate con esta receta de pudin de pan, que te dejara queriendo mucho más.


Pudin de chocolate

Pudin de chocolate

Ingredientes:

  • 150 grs de azúcar
  • 30 grs de cacao amargo en polvo
  • 3 cucharadas de maicena o fécula de maíz
  • 500 ml de leche
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1/4 cucharadita de canela en polvo opcional

Por ello, en esta ocasión traemos para ti la preparación de un delicioso pudin de chocolate. Es un postre perfecto para degustar luego de un almuerzo o cena, también es ideal para tomar como merienda y compartir con la familia o amigos.


Pudin de manzana

Pudin de manzana

Ingredientes:

  • 800 ml de leche
  • 250 gr de azúcar (100gr para el caramelo y 150gr para el budín)
  • 2 manzanas
  • 100 gr de pan
  • 5 huevos
  • Piel de un limón
  • 1 palito de canela
  • 35 gr de mantequilla

Para darle un toque dulce a tu día te acercamos una receta exquisita, se trata de un pudín de manzana. Un postre que tendrás listo en cuestión de minutos, con ingredientes accesibles, que incluso te permite sacarle provecho a las frutas maduras, atento al paso a paso para que no te pierdas la oportunidad de degustar esta delicia.


Pudin de magdalenas

Pudin de magdalenas

Ingredientes:

  • 1/2 litro de leche
  • 3 huevos
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 4 magdalenas
  • Caramelo líquido (100gr de azúcar para hacerlo)

Te acercamos una receta que te permitirá sacarle provecho a esas magdalenas que tengas allí y debas consumir de una vez. Es una forma de ahorrar y no perder esos alimentos, realizando una receta deliciosa con la que darte un gusto a ti mismo y a cualquier invitado.